Suicidal TV Spots

Antes de querer ser un telequito cuadriculado, algo después de haber desechado la idea de ser cirujano, paleontólogo o barrendero -¿quién no lo ha deseado alguna vez?-, y contemporáneamente a la idea de ser periodista o trabajar en imagen y sonido, quise ser publicista.

La cuestión es que, además de publicista en potencia, también soy un avaricioso egoista con la música, y no me gusta que grupos semidesconocidos que casi nadie escucha empiecen a salir hasta en la sopa. No es que no quiera que sean famosos, o que no me guste compartir música con el resto de la gente (de hecho me encanta que el resto me descubra las cosas a mí), es simplemente que hay determinado tipo de música que quiero escuchar con un estado de ánimo concreto y cuando yo quiera, no cuando me lo impongan. Es como cuando rompes con alguien, y todas las canciones que tienes asociadas a esa persona lo estarán para siempre, y te destrozan un poquito cada vez que las escuchas. Lo malo es que, si esas canciones son conocidas, la úlcera en el estómago es inevitable.

En fin, no me importa que suenen buenas canciones, cosas de los Beatles, David Bowie o de Bob Dylan; todo el mundo se las sabe. Las has escuchado tantas veces que por más que lo hagan una vez más no las asociarás con el anuncio. Es imposible, y quien lo haga está perdido, asociar Knocking on Heaven’s Door con al ABC, por ejemplo.

Sin embargo, hay otras que deberían quedarse en la colección de CDs del creativo de publicidad. Le cogí manía a Jet porque el Are You Gonna Be My Girl? sonó demasiadas veces en un anuncio de Vodafone, y casi me pasa lo mismo con Feist y Pink Martini (no contentos con el anuncio de Citroën ahora tienen otra canción para una marca que ni siquiera recuerdo (así de bueno era el spot)).

Todo esto (y un par de improperios más) pensaba cuando ayer, en un anuncio de Ariel, empezó a sonar una canción de The Polyphonic Spree, ese grupo que parece el coro de una iglesia y que, si así fuera, llevarían más feligreses que el Papa a escuchar misa.

The Polyphonic Spree

Que salgan en Olvídate de Mí! o en Scrubs me parece genial, también por la banda sonora están entre mis pelis/series favoritas, pero ¿en un spot de Ariel? Sin embargo, según iba pensándolo, me acordé de que yo también quería ser publicista, y me dije: “uf, si yo tuviera que hacer un anuncio de Ariel -tan tradicional, tan poco arriesgado- al menos pondría un poco de mi cosecha, y es posible que lo único que pudiera tocar fuera la música”.

Y es que, probablemente, si no pudieran poner la música que les gusta en sus anuncios, el colectivo de creativos sería el que más proporción de suicidios tendría entre sus filas (que se lo digan al no-sé-acabar-un-libro Frederic Beigbeder). Porque al final de todo, siempre nos quedará la música. Y París. Y París en la música, y la música en París. Y un par de colegas para tomar unas cañas. Y un pinchazo en el estómago si me acuerdo de tí. Y unos cuantos rayitos de sol que te alegren el día…🙂

Published in: on abril 3, 2007 at 11:52 am  Comments (1)  

The URI to TrackBack this entry is: https://slumberland.wordpress.com/2007/04/03/suicidal-tv-spots/trackback/

RSS feed for comments on this post.

One CommentDeja un comentario

  1. adult cartoon directory adult cartoon videos free daily adult cartoon galleries

    adult cartoon directory adult cartoon videos free daily adult cartoon galleries hjlis12 up


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: